¿Cuándo se empezó a bailar tango?

Sin comentarios febrero 7, 2018

El Tango se originó en Argentina entre los años 1850 y 1890. Tuvo una gran aceptación a principios del siglo XIX, y con el paso de los tiempos la forma de bailar tango ha ido evolucionando hasta la actual.

Historia del Tango

Este baile surgió en la capital de Argentina, y en cuestión de poco tiempo fue extendiéndose por otras zonas del sur. Su crecimiento tuvo lugar a la misma vez que el de la sociedad argentina, la cual empezaba a estar formada por ciudadanos europeos, los cuales iban aportando multitud de sus elementos.

Sobre 1860 todavía no existía el tango, lo que se bailaba era suelto, como pasodobles y tango andaluz, valses austríacos, habaneras cubanas, etc.

Se incorporó un sonido, que se hizo imprescindible, a pianos, guitarras o violines, como es el sonido del bandoneón, que tiene su origen en Alemania.

Fue cuando apareció el tango arrabalero, originado en barrios. Era un baile en el que hombres y mujeres se cogían fuertemente abrazados. Lo que hizo que la sociedad quedara escandalizada por este baile. Incluso llegó a ser condenado por la iglesia, además de ser prohibido por la policía, ya que consideraban que incitaba al escándalo. Junto a la bebida y el baile, este tipo de tango lo asociaron a la lujuria y la diversión non sancta.

El ambiente que transmite este tipo de baile de nostálgica y pasión tiene su explicación. Y es que debido a su prohibición, se estuvo bailando en sitios ocultos durante mucho tiempo. Es por eso que el tango en principio solo fuera bailado por clases sociales humildes, en sitios tan característicos, como burdeles, rancherías o boliches.

Debido a su forma de bailar tan próxima entre hombres y mujeres, en los prostíbulos se fomentaba. Por ello que fuera considerado como vulgar por las clases más altas y conservadoras.

Historia y cómo se empezo a bailar tango


Sin comentarios