Consejos para bailar milongas

Sin comentarios mayo 7, 2018

La milonga, ese baile argentino y uruguayo, tantas veces confundido con el tango, se extendió en un principio entre las personas extranjeras, criollas y con contenidos afroamericanos. Si lo que quieres es bailar milonga, no dejes de leer este artículo.

La milonga lleva un compás de 2/4 o de 4/4 y su métrica está distribuida en figuras de 3 + 3 + 2. Sus ritmos musicales son pícaros y chispeantes, pero a la vez más ligeros que el tango.

Lo fundamental para bailar milonga es saber llevar el ritmo y, como se diría por las tierras latinas, pisar el piso con seguridad.

Consejos para bailar milongas

Un, dos, tres... mantén el ritmo

El ritmo es fundamental en este tipo de bailes, por lo que puede ser un poco complicado para los principiantes. Ambos miembros de la pareja tienen que mantener el ritmo y acompasarlo al otro, consiguiendo un compás vibrante.

Para que puedas presumir de los pasos de bailarín, tienes que mantener la postura en V invertida. Lo mejor es que sea en forma de abrazo, aunque cuando se trata de niveles avanzados puede ser sin contacto.

La posición que adopta la mujer en relación al hombre es colocando su mano derecha en el bíceps de él, en su espalda o en el hombro. Es fundamental transmitir tranquilidad y sensualidad al realizar los movimientos.

Por otro lado, hay un paso estrella denominado "baldosa" que se realiza en seis tiempos. Este movimiento se puede ejecutar con los pies cerrados o bien conectando con la figura siguiente, enlazando los pasos.

Asimismo, hay pasos concretos que se repiten en la milonga. Se camina en tres tiempos o se realizan pasos progresivos en cuatro. El zig-zag, el balanceo y las puntillas son otros de los movimientos de la marcha.

¿A qué esperas para comenzar a practicar milonga y deslumbrar a todos los espectadores?


Sin comentarios